Fin de semana

Uno de mis blogs favoritos es Abuso de la percepción. El día de ayer, como ya es costumbre, aparecieron las "predicciones" del mes que está por comenzar. Para reirse un momento.

Este debería de ser la "Bitácora de la Semana" en Blogs México (También hay lecciones de Ruso).

TIO JOE

El IFE

El proceso federal electoral del 2006 ya se inició y promete ser histórico. Me dirá usted que las elecciones del 2000 también fueron históricas y tengo que darle la razón pero, en esta ocasión, las circunstancias y las metas son distintas. El 2 de julio del 2000 la meta de los votantes era sacar de Los Pinos a un partido político que nos tenía agobiados con su férreo dominio sobre todos los aspectos de la vida nacional: el político, el social y el económico. La ignorancia sobre los procesos democráticos llevó al electorado a cometer un error básico: no respaldaron al nuevo presidente con la configuración del nuevo congreso, el sector de gobierno que aprueba o rechaza las leyes del país. Esto promovió una pugna continua entre las ramas legislativa y ejecutiva que dura ya casi 6 años y la cual no nos permitió adelantar más rápido en el desarrollo de la democracia en nuestro país.

¿Cuál, entonces, es la diferencia en esta ocasión? Según mi particular perspectiva, el pueblo, las masas, el electorado —escoja usted—, se ha percatado de que su voto SI cuenta, y habla fuerte, exige y se expresa más abiertamente. Tiene ante si una amplia gama de pretendientes a los puestos públicos en todos sus niveles y de todas las tendencias políticas. Las maquinaciones y alianzas entre partidos se ha generalizado, buscando llevar a sus respectivos candidatos al triunfo. Incluyendo a la de la presidencia, muchas de estas contiendas se decidirán por muy escaso margen, y me atrevo a sugerir que algunos perdedores se lo deberán al abstencionismo. He aquí donde se necesita la mayor labor de convencimiento. Veo muy difícil regresar al pasado.

En el año de 1991 entró en funciones el Instituto Federal Electoral (IFE) con el expreso propósito de organizar y llevar a cabo todas las elecciones a nivel federal en la república. Desde entonces, cada 3 años ha obtenido más y más experiencia, lo que le ha permitido ir perfeccionando sus métodos y sistemas. Falta mucho para llegar a la meta trazada, pero lo ya logrado augura que terminaremos con uno de los procesos electorales más eficientes en el planeta. Los que hemos participado como consejeros en el 04 distrito, con sede en Guaymas, hemos atestiguado el lento pero seguro progreso de esta institución. Aún es perfectible pero podríamos decir como Winston Churchill sobre la democracia: “No es perfecta pero es lo mejor que tenemos”.

El país se dividió en 300 distritos, con una población similar cada uno, evitando recargarle el trabajo a otros. A cada casilla de votación se le asignan 750 votantes, y si este número se rebasa, se abre una nueva casilla. Se autoriza un representante de cada partido político por casilla, lo que permite que se vigilen entre si y a las autoridades de casilla también. Una copia de la credencial de elector, con todo y fotografía, se encuentra en la casilla correspondiente. Las boletas vienen numeradas y son selladas por cada distrito aparte de que son impresas con una serie de claves que no se dan a conocer hasta terminada la votación. Todo lo que sea necesario para garantizarle al elector que su voto será efectivo y secreto. Qué diferencia a la última elección del Presidente George Bush.

Al terminar el proceso de 1997 los consejeros de ese entonces nos permitimos dirigirle al presidente nacional del IFE una comunicación como complemento de nuestras funciones. En ella hicimos una serie de sugerencias sobre cambios que podrían efectuarse al proceso en beneficio de su funcionamiento Sin haber recibido nunca un acuse de recibo, hemos visto con agrado que, por lo menos, una de nuestras ideas fue compartida: buscar el mecanismo que permita a los ciudadanos Mexicanos en el extranjero ejercer su derecho constitucional de votar y ser votados.

En los primeros meses del 2005 se nos invitó a una conferencia televisiva del IFE donde se nos impartió información derivada de las elecciones del 2003. Dos datos, aparentemente sin relación, me llamaron la atención y nos permitieron participar en el evento enviando, vía computadora, nuestra opinión, la cual resultó ser atinada. Considerando que nuestra interpretación era importante para los sonorenses, la enviamos como "carta de los lectores" al periódico de mayor circulación en el estado, donde, obviamente, no compartieron nuestro punto de vista. Ustedes formen su propia opinión:

Para poder mantener el equilibrio antes mencionado, el IFE se vio en la necesidad de realizar en el estado de Sonora un nuevo ajuste a la cobertura de los distritos obteniendo el sorprendente resultado de que al 04 distrito, con sede en Guaymas, se le agregan 22 municipios, aparte de los 17 que le correspondían (más de la mitad de los municipios de Sonora). Para mi, el motivo es obvio e impactante: la sierra sonorense se está despoblando a un rítmo alarmante. Nuestros jóvenes están emigrando a otros lugares buscando oportunidades que aquí no tienen.

De los puntos negativos que tiene el IFE hay uno que no logro entender: ¿por qué tenemos los ciudadanos que pagarle a los candidatos y partidos políticos sus gastos en persecución de sus intereses? Miles de millones de pesos cada 6 años. En las últimas elecciones hemos visto como audaces personas forman partidos nuevos cuyo verdadero fin es el lucro. Las alianzas, que no se acostumbraban, son ideales para ello. Hasta por color se identifican. Aquí debe prevalecer el criterio de que “el que quiere azul celeste, que le cueste.”

ALBERTO TIRADO COLLARD

Don Beto es ex-consejero del IFE en el Estado de Sonora y, en el muelle, estamos de fiesta por este su primer embarque.


Del Dios...

Del Dios de todos al Dios de unos cuantos: Orígenes de la crisis de identidad espiritual en la modernidad

Una de las características del ser humano de la modernidad es su participación en una sociedad cada vez más secularizada, que no responde del todo a sus motivaciones y necesidades espirituales. El drama se vuelve aún mayor cuando este individuo pretende encontrar respuesta en las instituciones religiosas tradicionales, y las encuentra arcaicas con una retórica lejana a su vida, que tampoco le ofrece una respuesta satisfactoria. Esta doble decepción lo mueven por lo general a formas de satisfacción espiritual mixtas, y complejas, que van desde los movimientos tipo new age, hasta la participación en grupos de ritos y prácticas orientalistas de toda índole, que lejos están de ser nocivos ya que en gran medida dan una respuesta óptima, además de necesaria, al individuo contemporáneo. Sin embargo, no logran resolver del todo sus profundas necesidades de expresión religiosa, en el más amplio sentido de la palabra, que implica sentido de pertenencia, colectividad y comunidad; ese re-ligare, al que aspira toda humanidad al concebirse como una gran unidad dirigida o integrada por un poder superior.

Para poder comprender esta crisis de identidad religiosa de la modernidad será de especial importancia hacer una pequeña revisión de la crisis del pensamiento religioso, y en si de las instituciones religiosas de la actualidad, como producto de problemas ontológicos e históricos situados tanto en el origen como en la evolución histórica de las religiones monoteístas dominantes.

1.1. Los Problemas del Monoteísmo.

No cabe duda que el pensamiento monoteístas es una de las más grandes aportaciones del individuo a la formación de la civilización; sus creadores, el pueblo judío, son sin lugar a dudas los primeros genios religiosos del mundo. Y la expresión no es exagerada, si consideramos lo que implicó 4 mil años antes de cristo, haber dado ese salto en la concepción de la relación del ser humano con las fuerzas superiores del universo. Antes de esa concepción, la idea de la relación del ser humano con la divinidad —que en realidad eran las divinidades—, era una relación que podemos llamar de: “sometimiento impersonal”; el ser humano inerme, vive para no contradecir ni contrariar a los dioses, a cambio recibirá de ellos sus favores; cuando mucho es un colaborador que ofrece sacrificios para que el universo siga su marcha, gracias a su poder. Idea que, no obstante su sometimiento implícito, tiene la virtud de plantear un ser humano integrado con el universo.

El monoteísmo plantea por el contrario, una relación cercana, personal, con Dios, que acaba siendo una sola fuerza divina, una concentración de todos los poderes cósmicos, una supra-entidad que rige a todos los seres. El pueblo de Israel es, así, el primer pueblo que dialoga con Dios, que se relaciona de forma personal, íntima y directa con él, con el que incluso establece pactos y alianzas. Como bien lo ha señalado Ikram Antaki, esta concepción, que a nosotros nos puede parecer muy natural, resulta sorprendente y a veces difícil de explicar, si nos situamos en el contexto intelectual, cultural e histórico, muy limitado, de sus creadores:
“ Y ahí viene Israel, microscópico a escala del gigante mesopotámico; un pueblo que jamás contó realmente en la escena política; que jamás venció en las grandes batallas; que debe todo, culturalmente, a sus predecesores y vecinos; que no ha inventado nada, ni dejó al mundo tecnología, ni ciencia. Este pueblo exiguo logra plantear, en todas sus dimensiones y en menos de un milenio, uno de los más altos problemas del pensamiento religioso, apenas entrevisto por los poderosos babilonios. Un puñado de fieles a un dios oscuro, sin siquiera el recurso de un pensamiento propiamente racional, antes de que éste se haya impuesto y haya dado sus pruebas entre los griegos, hace de ese dios el único de todo el universo, y logra, en unos siglos de interiorización, ennoblecer la religiosidad de tal manera que nadie le ganó después. Los dos últimos milenios, que nos hicieron lo que somos, y nosotros mismos, seguimos viviendo de esa religiosidad, no hemos encontrado nada mejor ni más alto”. (Antaki Ikram: 203)
No obstante, la evolución que tomó la relación del pueblo judío con Dios, creó una serie de concepciones viciadas que marcarían a las religiones monoteístas hasta nuestros días, alejándolas de los individuos, y más aún, alejando a los seres humanos entre ellos, lo cuál resulta una gran contradicción ya que el sentido de la religión es, ante todo, integrar a los seres humanos; es la búsqueda de ser un todo, aún, siendo diferentes.

¿Cuáles fueron esos problemas de origen del monoteísmo judío que viciaron la evolución de las religiones en el futuro y que hoy alejan al individuo de las iglesias que las enarbolan?, o bien generan odio y rencor hacia los que no profesan un mismo credo. Los podemos ubicar, resumir, en dos grandes áreas: Sectarismo y legalismo. A fin de lograr una mejor comprensión, intentaremos hacer una breve reflexión de cada uno de ellos.

1.2. Sectarismo

El pueblo judío no siempre, contra lo que se cree, se considero a si mismo como el pueblo elegido por Dios, o más bien, como el único elegido. Esta fue una idea que fue arraigándose como producto de una circunstancia histórica compleja ligada a intereses de las clases dominantes que buscaron por varios medios mantener la cohesión y el orden social. Si analizamos la historia de este pueblo, establecido en el desierto en medio de grandes civilizaciones monoteístas durante un período que se extiende desde el año 1300 a.c., cuando Moisés los libera del domino egipcio, encontramos que fue sistemáticamente atacado, destruido y sometido. El ataque que marcó para siempre a los israelitas, sumiéndolos en una visión sectaria, fue el que el rey babilonio Asurbanipal les ocasionó en el siglo 8 antes de cristo. En sus anales, citados por Antaki, leemos, una aterradora explicación que pareciera una predestinación holocáustica del pueblo judío:
“Rodeé la ciudad de Hullaya, la asalté; 600 de sus soldados cayeron; lancé al fuego a 3000 habitantes que había hecho prisioneros, sin dejar un solo rehén; quemé en holocausto a sus jóvenes, hombres y mujeres. En cuanto a su rey Hullaza, lo despellejé vivo y extendí su piel sobre las murallas de la ciudad, que desmantelé, destruí, incendié…” ( Antaki Ikram: 190)
La única explicación que encontraron las clases superiores a dichas calamidades, era que Dios los estaba castigando por apartarse de él, o bien que los estaba probando en su fe. La idea de pecado tiene su origen en esa idea de desobediencia o distanciamiento de los designios de Dios para los hombres, y por el cual castiga; es decir, nuestra noción moderna de pecado se gestó hace más de 3 mil años y es meramente una noción derivada de una realidad histórica manipulada, no de una voluntad o castigos divinos. La historia de Adán y Eva y el pecado original, en realidad fue tomada por los judíos de una tradición sumeria que enlazó muy bien con la circunstancia que atravesaban como pueblo ( No hay que olvidar que los judíos convivieron en su origen muy de cerca con los sumerios, un pueblo metafísicamente dotado al que se le debe el primer pensamiento religioso-ontológico de la humanidad). Si, ya en sus orígenes, el pueblo Judío se había distanciado de Dios por desobedecerlo y había sido castigado, ahora, cada vez que se alejara de él, recibiría de nuevo un merecido castigo.

Con el paso del tiempo la idea fue más allá: quiénes atacan al pueblo elegido por Dios, aún cuando este castigo sea justo, son sus enemigos y, tarde o temprano, serán destruidos. Esta idea, que se afianzó con el paso de los siglos, va en contra de otra línea tradicional judía que podemos encontrar claramente en el segundo profeta Isaías, que pugnaba por un Dios para todos los pueblos de la tierra:
“…el segundo Isaías habla poco del pecado. Él cree en una Alianza nueva y definitiva, pero en la conciencia de todo hombre, de todos y cada uno”.
( Antaki Ikram: 197)
Este es el origen de todo sectarismo religioso, que lo mismo permeó después en el cristianismo y en el islamismo, religiones que siguen creyendo que sólo sus miembros serán salvados y que los otros están “fuera del plan de Dios”, e incluso, que son enemigos a los que se debe combatir; ideas que, aunque tienen una gran fuerza en las clases más populares y menos instruidas, cada vez tienen menos eco en un individuo más informado y crítico sobre las supuestas verdades sostenidas por la tradición religiosa en crisis.

1.2. Legalismo

El legalismo prácticamente se desprende de la anterior, la única forma de mantener a un pueblo en un supuesto “orden” de acuerdo al también supuesto “plan de Dios” es el que obedezca una especie de ley divina, expresada de una forma misteriosa a los dirigentes, supuestos profetas o elegidos. Así el judaísmo se establece como una religión de leyes, y la Biblia, su libro de testimonios y luchas de acuerdo a su relación con Dios, se transforma en verdad absoluta, inmutable e incuestionable. El artífice de esta tendencia al mismo tiempo doctrinal y legal es el profeta Ezequiel, el cuál implanta en oposición a la visión universalista de Isaías, una óptica nacionalista, moralizadora y excluyente que se apoya en la ley de moisés y su ulterior concepción: el Deuteronomio. Así, Israel es un pueblo sometido a un orden estricto y a un destino que sólo le pertenece a el por mandato de Dios, tal como lo menciona Ezequiel, citado por Antaki:
“No es a los demás pueblos con sus ininteligibles hablas y sus lenguas bárbaras que ha sido enviado, sino a la sola Casa de Israel”. (Antaki Ikram:198)
Esos demás pueblos son los otros, los dejados del creador, los enemigos del pueblo, que así marcaría un sino en el que se justificarían todos sus posteriores sufrimientos.

El posterior nacimiento del Cristianismo y del Islamismo, derivados directamente del monoteísmo judío, están marcados por esta concepción sectaria y legalista de la religión, el Cristiano o Musulmán contemporáneos, al menos los más conservadores, se conciben a si mismo como salvos, como elegidos, los otros pueblos y creencias de la tierra no tendrán lugar en el plan de Dios, a menos que se “conviertan”; el discurso de la conversión se volvió la gran bandera que lo mismo ha justificado el adoctrinamiento que la manipulación o incluso el asesinato. Además, ambos credos, desde su origen se han basado en una interpretación rígida y monolítica de sus respectivas escrituras sagradas, que llegan, como en el caso del Islam, a convertirse en ley absoluta que ha de regir el funcionamiento de la sociedad. Así, la rigidez religiosa se traduce en rigidez del sistema social en su totalidad, reduciendo al individuo a un ser totalmente condicionado, dependiente de los poderes oficiales, las más de las veces, sin voluntad, con un muy pobre ejercicio de su libertad.

ZURIPANTO

Para redactar este ensayo me basé en el trabajo de Ikram Antaki: ANTAKI IKRAM. Religión, del Banquete de Platón. Booket. Divulgación. Joaquín Mortiz. Primera Edición. 2002

Zuripanto es un gran conversador y estupendo amigo, profesor de la Universidad de Xalapa y Veracruzana, candidato a maestro en Comunicación, y con estudios en actuación (su loca pasión).

Desaparecido

Sobre una cara del Obelisco, esta noche, se encienden treinta mil rostros, uno tras otro. Brillan en el blanco frío del monumento. Hugo, Tomás, Andrea, Carlos, Juan, Marcela, Diego. Treinta mil. ¡Treinta mil! Rostros grises, hechos de luz y sombra, casi todos —paradójicamente— sonrientes.

Una muchedumbre, allí y en la Plaza de Mayo, espera. Y recuerda. La memoria vuelve. Es la víspera del 24 de marzo. Inmensas pantallas proyectan las imágenes del horror. Cintas nuevas, recién liberadas del secreto de Estado, o traídas desde los archivos clasificados de los gobiernos del mundo; paisajes familiares, personajes del pasado, la misma confusión, el dolor interminable. Las ardientes lágrimas de madres, padres, hermanos. Un oleaje de palpitantes puntos de fuego atraviesa la ciudad. Cada vela encendida es alguien que ya no está. Un desaparecido.

En 1976, hace treinta años, la Argentina iniciaba el período más siniestro de su historia. El país era un caos. Una amalgama de grupos de izquierda, de derecha, políticos, guerrilleros, la clase obrera combativa, y la otra, la que venía soportando el peso de los vaivenes económicos, tras derruir el país por ambición, por convicción, por ignorancia o por inacción, caían de rodillas ante el Golpe de Estado que hundiría a todos sin excepción en un abismo tan profundo como espantoso.

La Junta Militar puso un manto de oscuridad a los argentinos. La democracia recién volvería en 1983. Hasta entonces, el régimen nos torturó, nos secuestró, nos mató, nos violó, nos “desapareció”.

No pregunten, nos decían; no están ni vivos ni muertos, están desaparecidos. Treinta mil hijos de mi tierra, que nunca volvimos a ver. Algunos caminan entre nosotros, sin saber quiénes realmente son. Otros fueron lanzados al Río de la Plata. Otros fusilados, quemados, azotados, tirados en fosas comunes, a veces sólo por reclamar un poco de cordura, a veces tan sólo por pretender nacer... ni muertos ni vivos. Desaparecidos.

DAN

Dan... es Dan.

En la orilla

Esta mañana caminaba en la playa. Yoss lo hacía más cerca del mar. Yo miraba la arena; es una arena clara. Y allí, en un lugar determinado, estaba una jeringa.

TIO JOE

Un viaje

Llego a Guadalajara. Despierto de forma abrupta al escuchar una voz a través de las bocinas del autobús que dice escuetamente "Vallarta y periférico". Una nueva estación de Estrella Blanca en esta ubicación me sorprende. "Tiene cuatro meses", me dice un guardia en la entrada de la austera construcción. Camino hacia la avenida que flanquea el lugar, en lo que trato de ubicarme. Es y no es el lugar que conozco. Un solitario individuo me confirma, en la obscura madrugada, que la vieja ruta 629 pasa por la esquina. Cuatro pesos y estoy en Av. Vallarta y Yaquis. La nueva estación me acaba de ahorrar más de cien pesos de taxi, o más de dos horas en camión. Durante el recorrido recupero la memoria: Guadalajara es bella (y aún más bella de madrugada).

Llego a mi destino (siempre lo hacemos). Una capa de polvo cubre el piso. Las paredes se mantienen blancas, limpias. No se escucha mas que el sonido que emite esa tela sintética de la que están hechos mis pants, que roza a cada paso. Ese espacio fue mi hogar durante poco más de 9 años. Hay vestigios de nuestra presencia. Los acarreo a la basura. Subo y bajo los tres pisos en varias ocasiones. Ahí quedan los diarios con todas las historias que había guardado, unas repisas, cajas de madera, discos compactos con archivos de trabajo, una caja con 24 envases de cerveza. Cierro la puerta. No pongo el seguro. Me voy. Un individuo recoge los periódicos y cartones que he dejado junto a la basura y los coloca en la canastilla de su bicicleta. Sigo mi camino.
De boleto
Durante dos días recorro gran parte de la ciudad. Nuevas construcciones se erigen en todas direcciones. Una agencia Ferrari es un indicador. Es la segunda ciudad en importancia económica del país. Veo más pasos a desnivel (problemas que sólo cambian de lugar). Escucho a un lugareño que acaba de descender de un Audi hablar de lo difícil que están las cosas. Ciertas cosas nunca cambian. Recupero de nuevo la memoria: Guadalajara embelesa, arroba. Es una belleza que lo hace a uno sentirse cómodo, que roba al aventurero su deseo instintivo de aventura; sutil belleza enajenante.

Ha sido un viaje de regreso. La re-edición del final de un ciclo, para poder continuar.

TIO JOE

Ticket

Carnaval 3

La ciudad recuperó de un día para otro su pulso habitual. El centro histórico recuperó su cara. Olas altas volvió a ser zona libre. El atardecer volvió a ser de todos. El barrendero volvió a saludar a Joaquín. El barrio volvió a escuchar ayer ese saludo frecuente de los que a diario pasan por aquí: "¡Nacho!". Las aves, que se hospedan en el olivo negro que está frente al departamento, volvieron a escucharse en ese extraño y puntual ritual de canto que guardan con los ciclos del sol. Yo, yo volví a dormir en mi recámara.

La pasada noche del 1 de Marzo, me senté a conversar con MR. Platicamos sobre la experiencia de vivir justo en el lugar donde se concentra la fiesta carnavalera, ese evento del que nos habían advertido. Pero cuando no hay hacia donde correr, hay que tomarlo como viene. Una experiencia singular de la cual hay que reponerse con horas de buen sueño.

Y mientras Mazatlán se prepara ya para recibir las hordas de estudiantes norteamericanos que vienen a saborear la libertad de la que aqui gozan en "springbreak", nosotros podemos estar seguros de que el volumen de la fiesta no volverá a alcanzar ese nivel aquí en el centro... por lo menos, no hasta el año que entra.

Carnaval 2

Terminó el carnaval ayer. Aquí les comparto un breve audio que grabé ayer para todos los navegantes del muelle. Me he divertido comentando con Dan los detalles. La pifia de la fecha... ¡si, venga toda la carrilla!. Sabía que era cumpleaños de Angelo...

Una disculpa por eso, y gracias por la observación Durgan. ¿Qué esperabas a las 12:30 am del quinto día? (¡Qué verguenza!)

Nos seguimos leyendo.