El buen samaritano

Ghalius, tu muelleo me hace divagar. Es verdad, nunca había visto tan claramente el significado real de la bitácora. ¿Es este un sitio con pretención temática alguna? Es el espacio de una simple bitácora. Bitácora y reflexión, intrasendencias cotidianas. Tan intrasendente como el evento que acabamos de presenciar frente a esta computadora: le pedí algo a Andrés para matar a un mosquito; siguiéndolo con la mirada vimos cómo cayó en la trampa de una diminuta araña. "Nos hemos convertido en hermanos de sangre con esa araña" comentó MR. Pero, en fin, la razón de este post es otra.

Muchas veces he dicho que dos empresas me parecen destacadamente abominables en México: Megacable, con su pésimo servicio y su publicidad engañosa, así como TELMEX, con su monopolio y sus tarifas de escándalo.

El día de hoy escribo ya desde el 49. Hoy, a las 5:00 p.m., me disponía a salir a entregar un trabajo, cuando me topé con un trabajador de TELMEX que descendía de su "Chevy". Le pregunté qué dirección buscaba. "El 16". Nuestra vecina es una norteamericana que trabaja en el centro de idiomas. Su línea quedó "caída" después de "Lane". A ella buscaba, y como la mayor parte del tiempo, no se encontraba en su domicilio. Aproveché para comentarle mi caso, en lo que encontró una forma de improvisar una solución al problema de la vecina, con los medios que tenía a la mano. Le pregunté sobre las probabilidades de que mi línea se transfiriera en un mejor tiempo; me dijo que estaban trabajando los 7 días de la semana y hasta las 6 de la tarde, para dar respuesta a la demanda. Luego, me cuestionó sobre mi línea, me preguntó si no era aquí donde vivía Alicia, hija de una conocida suya. Le dije que si. "Realmente lo suyo no es tan complicado" me dijo, mientras veía hacia arriba, donde nuestra recámara se encuentra. Hizo un par de llamadas, conectándose a los cables del poste, y me dijo antes de partir: "Déjeme ver si alcanzo a hacer los cambios desde la central. Usted tiene infinitum". El amigo se retiró y se despidió muy amablemente, sin garantizarnos nada. "Hay mucho trabajo".

Al regresar de mis asuntos, me encontré con la luz verde del indicador "Broadband Link" encendida. Al levantar el auricular, comprobé que la línea sigue con el mensaje de fuera de servicio, pero es probable que mañana esté ya activa. No supe el nombre del amigo, pero qué gran favor le hace a TELMEX... ya hasta siento que los quiero.

Lane

Les agradezco sus comentarios. Es una verdadera lástima que la cámara quedó en el 2 (Además no traía pilas). No recordaba esa extraña mezcla de nervios y emoción que se conjugan cuando me toca presenciar estos fenómenos meteorológicos cerca del mar. Una cascada de sensaciones de mi infancia se desbordaron. Los días en que en plena oscuridad, en la casa de mis padres, sentados en la sala, a través de esos grandes cristales, observábamos la bahía y la lucha de los pescadores por mantener sus barcos a salvo de las corrientes que los arrastraban hacia el malecón, todo esto mientras rodeábamos a mi padre, quien permanecía sereno y observante de la dirección del viento. Impredecible el comportamiento de aquellas "colas de ciclón". En algún momento de este pasado sábado, cuando las ráfagas parecían haberse calmado, no resistí ese impulso irresponsable y salí a ver el mar. Fui junto con MR a verlo con mis propios ojos: bañados por la lluvia permanecimos perplejos viendo el paisaje indescriptible y poderoso de un imponente mar embravecido; la sensación de ver aquellas montañas de agua viniendo hacia la costa con una fuerza incontenible. Cinco individuos, a lo lejos, hacían lo mismo sobre el malecón. Una ráfaga de viento inesperado nos hizo reaccionar ante el magnífico espectáculo de la naturaleza. "Lane" pasó tan cerca que sentimos, con la piel erizada, su respiración, cerca, muy cerca de nuestros oídos. Cuando Gabriel dice que aunque se escuche raro, había que gozar la experiencia, su pensamiento me parece atinado, sobre todo por las extrañas y contradictorias sensaciones que me producen; y eso hicimos, mientras regresábamos a un departamento que permaneció durante 11 horas sin energía eléctrica, dando lugar a charlas e historias que sólo se presentan cuando los ruidos de la tecnología son acallados por la naturaleza.

Afortunadamente, todos bien aquí. Un abrazo a todos... y gracias por sus comentarios (¡Dan, no lo olvidaste, viejo! ¡Sos un boludo!)

Última noche en el 2

Mañana, jueves, estamos llevando la mudanza a nuestro nuevo departamento. La línea telefónica estará fuera algunos días, en lo que se hace el cambio de domicilio. Tan sólo resta trasladar el material pesado: refrigerador, lavadora, etc... El cambio es en esta misma zona, afortunadamente. Seguimos cerca del mar; seguimos a un paso de "Olas Altas".

Un dato curioso: el señor que nos va a ayudar con el flete resultó ser Don Carlos, el guardafaro que conocimos allá arriba, hace un par de meses. Esta noche, mientras escribo estas líneas, él custodia el faro de Mazatlán. "Nos vemos el Jueves a las nueve de la mañana, ya que haya bajado", esa fue su confirmación. Le pedí de favor si aceptaba una breve entrevista, una vez que hayamos trasladado todo a nuestro nuevo espacio, y aceptó con gusto (A ver si puedo subir el audio al muelle).

Nos estamos leyendo. Seguiré "posteando" desde las oficinas de ECKA Arquitectos. Gracias a mis cómplices de siempre: mis amigos; las verdaderas muletas en las que siempre se apoya uno.

Olas Altas

5 años

Pasados cinco años, aún tengo claros los recuerdos: Ghalius me llamó por teléfono para avisarme. Todo era confuso en ese instante: "¡Están bombardeando Nueva York y Washington!". Pasados cinco años, aún siento una extraña sensación cuando veo las imágenes (Hay una en especial del segundo avión, que acabo de volver a ver, y aún me estremece). Cinco años después, sigo buscando el dibujo que Andrés dedicó a sus tíos de E.U. aquel día.

A cinco años de distancia, lo lineal y erróneo de la apuesta militar es a todas luces evidente: los Estados Unidos de Norteamérica no es un lugar más seguro. A cinco años, la retórica y las acciones de Al Qaeda siguen siendo una aberración injustificable. A cinco años, el maniqueismo y los radicalismos imperan sobre la faz de la tierra.

Miles de años después, la ley del talión sigue vigente. Dos mil quinientos años después, Lao Tse y el Tao Te king, siguen pareciendo ingenuos. Siglos despúes, las palabras de Siddhartha —quien fue educado como guerrero en vano—, siguen perdidas en el viento.

The Sealights

Lo dije ayer al aire: la primera vez que esta banda llegó a mis oídos estaba yo cenando en mi departamento, mientras ellos tocaban en un escenario, frente al edificio. MR y yo bajamos a ver de quién se trataba. Una chica nos facilitó los folletos con la ruta del "Día de la Música", y otra hoja con la descripción de las bandas participantes en aquel stage.

Para mi, la prueba de fuego para una banda es tocar en vivo, sin la ayuda de los gadgets tecnológicos que pueden hacer que en el estudio suene impecable. Así fue como llamó mi atención The Sealights: una banda mazatleca con un sonido cálido y un dejo nostálgico; una presencia sin poses glamorosas en el escenario. La banda sonaba —como dirían en el taller de Manolo—, "bien ajustada". Aquella noche el plato fuerte era Josélo (en el menú, alguien se equivocó... los tiempos quedaron revueltos).

Largamente postergada la decisión de charlar con ellos e invitarlos al muelle, el jueves tomé el folleto que había dejado guardado por meses en mi buró. El contacto fue vía internet. La sorpresa fue descubrir, poco a poco, que los miembros de la banda están dispersos entre Guadalajara, Puerto Vallarta y Mazatlán. El Tosso contestó desde Guadalajara; él me remitió con Chaplin; Chaplin se encargó de llegar a la radio con Israel y René (Alberto López está rolando en Vallarta). Fue una grata charla, un breve recorrido por las vivencias de The Sealights; los retos de sobrevivir como banda independiente; el dilema de prostituirse o ser fiel a ciertos principìos elementales; por qué cantar en inglés; en fin, fueron dos horas que se diluyeron rápidamente en el espacio radial del puerto.

Con la partida de Chaplin a Los Cabos, el próximo viernes, la fragmentación queda completa. Al parecer, René será el único en mantener los hilos desde el epicentro mazatleco. La vida de los músicos siempre tiene algo de sabor gitano, desplazándose de un lugar a otro, llevando su instrumento al hombro. Con internet, las posibilidades de ser escuchados ahora se maximizan, aún así, eso no les garantiza el subsistir de ello. Como un radioescucha bien lo señalara en el programa, parafraseando a Los Beatles: la vida de las bandas es un largo y sinuoso camino (The long and winding road).

Ante lo impredecible de esta aventura "indie-rock", nos queda estar pendientes y echar un vistazo de vez en cuando al mar, en busca de algún destello de The Sealights.

Sobre Epic

Blogdaddy Pirulee nos envió sus comentarios sobre EPIC. Aquí los comparto. Y espero la luz verde para reproducir la breve entrevista que, al parecer, alguien de TV Azteca le hizo, relacionada a los blogs. Me pareció interesante.

Estuvo entretenido el video como ejercicio futurista, aunque no aventuraron mucho, en realidad. La mayoría de las cosas son historia, o ya enteramente posibles. En cuanto al New York Times, bien conocida es la famosa apuesta de Dave Winer (pionero de los weblogs) hecha en el 2002 diciendo que en 5 años (para el 2007) los weblogs van a ser los primeros resultados en las búsquedas de los temas más importantes del año en Google, por encima del New York Times.

La apuesta está aquí. A principios de este 2006, otro blogero famoso —Kottke— le echó un vistazo a cómo iba la carrera progresando. Y, en pocas palabras, Winer ya ganó la apuesta.

El mismo Kottke popularizó la idea del Google OS (sistema operativo de Google), que en el video llaman el "Grid" de Google, básicamente como una empresa que ofrece todos los servicios desde hojas de cálculo, procesamiento de palabras, bases de datos, búsquedas, manejo de contactos, email, calendario, etc. Todo lo cual ya hace, restando importancia al sistema operativo de cada computadora (Win, Mac, Lux, etc).

Yo mismo toqué el tema, comparando un poco los blogs vs. la prensa tradicional, en una pequeña entrevista reciente vía email.

PIRULEE


Cortos (de lana)

Ayer me encontré a Kinema frente al departamento. Me comentó que tiene una beca —no muy jugosa—, para producir un cortometraje en el lapso de 12 meses. Por la expresión en su cara pude intuir que el reto lo tiene motivado.

El presupuesto me hizo recordar a Mayo, mi hermano. Su corto Cat Nip, que participó en el festival de cortometraje de Phoenix, es un trabajo creativo hecho con cero recursos (el papel principal corre a cargo de... su gato). Quizá no venga ni al caso, pero, el video casero más memorable que existe en casa de mis padres es un video que protagonizó mi abuela materna (QEPD); lo filmó "el Gordo" (otro de mis hermanos). El "cortito" te mantiene expectante y al final culmina con una escena hilarante. La valiente participación de mi madre y mi abuela son memorables. Recordarlo me hace reír. Lo editó en directo, con la cámara y una VHS.

Ligado a esto, el día de hoy, Giuseppe me hizo llegar un cortometraje que bien podría servir de inspiración para Kinema. EPIC es un proyecto especial del Museum of Media History en el que se construye un escenario futuro nada prometedor para la prensa y los medios tal cual como los conocemos el día de hoy. El periodo abarca del año 1984 al 2015. El corto tiene un buen rato en internet, según pude corroborar. La primera versión circuló en 2004, y en 2005 se le hizo un update. El ingenioso guión se materializa con el simple y buen uso de Flash, una voz en off y una atinada musicalización. El trabajo es el resultado de una charla espontánea entre dos compañeros: Robin Sloan (egresado de la Universidad de Michigan en 2002) y Matt Thompson. El relato de cómo se concibió este proyecto — paseando en South Beach— está en un viejo artículo publicado en inglés. La música corre a cargo de otro amigo de Sloan: Aaron McLeran.

Ver este corto y pensar en el presupuesto de Kinema, me hace divagar: para ser creativo no es pre-requisito usar Diesel, traer calzado Puma y un tatuaje sexy en no sé dónde. Poseer esa sana locura innata del que se atreve a ser, imaginar y explorar, puede resultar útil; contar con un medio apreciativo —como la afortunada compañía de un grupo de inadaptados—, podría favorecer la atmósfera. Encontrar un inesperado reconocimiento sería la cereza en el pastel, pero nunca la esencia del proceso creativo. Explorar la originalidad —explorar el origen—, es un asunto personal.

Charla sobre las nubes (3)

— ¿Viajas mucho con este trabajo?
— Algunas semanas más que otras. Esta semana tomo 8 vuelos.
— ¿Qué vas a hacer el 2 de Diciembre?
— Ya me estoy preparando para eso. Se que va a ser un cambio radical en mi vida.
— Vamos, estoy seguro que vas a recibir ofertas importantes.
— Es probable, pero no me interesa trabajar con otras personas, por ahora. No me interesa la política. No acepté una diputación. Soy un servidor público.

Me quedé observándole, mientras veía en su mirada cómo su imaginación trataba de colocar las piezas de ese futuro cercano. Permanecimos unos segundos en silencio, hasta que prosiguió:

— No va a ser fácil el cambio de ritmo. Pero uno se acostumbra. Es tiempo de volver a casa. Hay otros retos. Esto ha sido toda una aventura, sin duda.

Charla sobre las nubes (2)

— Hace unas semanas íbamos en el avión presidencial, cuando alguien le reportó al presidente la situación sobre las inundaciones. Yo sabía, porque acababa de recibir un reporte antes de partir, que lo que le habían informado al presidente no era preciso.

Charla sobre las nubes (1)

Sin ocupar una secretaría de estado, ha viajado en varias ocasiones en el avión presidencial, acompañando al presidente en giras de trabajo. Su puesto como servidor público federal le ha permitido trabajar de cerca con Fox. Hace algunas semanas tuvimos la oportunidad de charlar de forma muy espontanea. Hablamos de lo que sucede en el entorno postelectoral y me dijo que no habría declaratoria de parte del tribunal antes del sexto informe, pues, era una cuestión de tacto y sensibilidad. Y así fue. Pero, en aquella charla, nos alejamos de ese tema y platicamos de su labor y de algo que quería preguntarle desde hace tiempo: su percepción del presidente Fox.

— ¿Ves frecuentemente al presidente?
— Si, así es — Me respondió con una mirada expectante.
— ¿Cómo es Fox? Siento que perdió su esencia con el paso del tiempo.
— Es más serio de lo que uno se imagina. Es un hombre trabajador, es honesto, pero, no es un estadista.

Me quedé pensativo ante la franqueza y serenidad con la que hizo su comentario. No se requiere mucho para intuir lo que afirmó, pero uno nunca está completamente seguro de cómo se tejen los hilos de la política; los medios se mueven dentro de los clichés de cada sexenio. Saberlo de primera mano, de alguien ecuánime, es distinto.

Bitácora del capitán...

Fecha espacial 3.9.06. A un año exacto de haber llegado, me encuentro en medio de una nueva mudanza. La misma mudanza pareciera determinar las características de este ciclo que no termina aún: un cambio donde todo se mueve de lugar y reencuentra su espacio dentro de una nueva distribución.

Resulta útil la referencia cronológica, como punto de valoración y reflexión, no tanto como un anclaje emotivo. Al revisar las cajas y pensar en la logística nos hemos dado cuenta de que el embarque es ahora más ligero.