Z

Enterarme de la partida de Don Issam Azuri, teniendo tan cerca aún la ausencia de Don Andrés Rentería Magallón, me mueve a querer expresar algo a través de las letras, e invariablemente, ante esa incapacidad, en estos momentos es donde me valgo de lo que otros han dicho, para poder manifestar, dentro de lo posible, ese sentimiento que nos embarga a todos en el muelle.

En este pensamiento encuentro siempre esa extraña conexión con el misterio de la vida, en estos momentos de prueba, donde nada pareciera tener sentido.

Z, estamos contigo.

16 Retorno a las raíces

Sé completamente vacío.
Sé completamente sereno.
Las diez mil cosas surgen juntas;
en su surgimiento está su retorno.
Ora florecen,
y al florecer
se hunden de regreso a su hogar,
retornando a las raíces.

El retorno a las raíces
es paz.
Paz: aceptar lo que debe ser,
saber lo que perdura.
En ese conocimiento está la sabiduría.
Sin él, la perdición, el desorden.

Saber lo que perdura
es ser sincero,
magnánimo,
regio,
bendito,
siguiendo el tao,
el camino que perdura para siempre.
El cuerpo llega a su final,
pero nada hay que temer.

Lao Tse / Tao te king


Desinterés

Ahi estaba sentado, cubriendo, por mera casualidad, una ausencia en un programa informativo local (En este programa se revisan los encabezados y se comentan algunas de las notas del día, por espacio de una hora). El programa transcurrió dentro de la normalidad habitual, mientras yo experimentaba una desconexión total con las noticias del día. Lo que leía me importaba un bledo, en realidad. Que Chávez recoge la estafeta de Fidel; que el precio de la tortilla es algo que debiera darme miedo, como alguien sugería en la transmisión. En fin. Cuando se propuso discutir este tema, mi impulso más instintivo era invitar a los que estaban escuchando a ver en esto una oportunidad para consumir menos tortilla y voltear a ver otros alimentos; sentí ganas de decir que en un país donde la diabetes y la obesidad son grandes problemas de salud, reducir el consumo de tortilla probablemente traería ciertos beneficios. Pero no lo hice, la charla se centró en el oscuro y tenebroso laberinto del capitalismo de mercado y los innegables monopolios existentes.

No tengo idea qué tan bueno sea o hacia dónde me pueda llevar este desinterés por los noticieros y los grandes encabezados, lo que es un hecho es que el enfoque noticioso de infoentretenimiento me hartó desde hace mucho tiempo atrás. No me había quedado claro hasta qué punto, pero después del programa no me quedaron dudas. Por lo pronto, encuentro en esta práctica de abstencionismo beneficios directos: una paulatina recuperación del perjudicado sentido común que, por lo general, se ve mermado por la sobrecarga emotiva, producto de la información. Por supuesto que decir esto en "la era de la información", es políticamente incorrecto. Decir en estos días que no tienes interés en "estar informado"", puede parecer una desventaja, pero eso es una mentira. Perder el interés por los noticieros, no es perder el interés por lo que sucede en este mundo.

Ultimamente las notas a las que más atención presto son las de mi libreta de apuntes.

50 Km/h

Una suave llovizna cae sobre el parabrisas, mientras nos desplazamos a una velocidad constante. A la distancia, la ciudad pareciera flotar sobre la negrura de un mar imperceptible, escondido bajo la obscura noche. La leve lluvia crea un efecto brumoso sobre las luces lejanas. Al hacerme consciente del sonido de las llantas sobre el pavimento húmedo, volteo a ver el velocímetro. Me sorprende el indicador.

La atmósfera nocturna del puerto es de una inusual tranquilidad. Dentro de la cabina del automóvil, el silencio se rompe al escuchar una voz femenina decir, en tono introspectivo, "me gusta vivir aquí".