Mi granito de arena

En días pasados vimos el DVD de Al Gore: " La Verdad Incómoda" (muy recomendable) y al terminar me quedé meditando el tema. No puedo decir que terminando de verlo empecé a organizarme para separar mi basura y consumir sólo productos biodegradables, etc., etc... pero sí me quedé muy pensativa, viendo en qué cosas uno contribuye a empeorar la situación y cómo uno permanece ignorante respecto a qué más se puede hacer para ayudar a evitarlo.

Acabo de visitar la página de internet de National Geographic y me di cuenta que en el número de éste mes (Junio'07) hay más artículos referentes al descongelamiento de la Antártica y Groenlandia (precisamente uno de los temas que menciona Al Gore). Por ahí viene una lista de cosas en las que uno puede ayudar y me dio curiosidad ver de qué se trataba. Mi sorpresa fue mucha, cuando al leerla me di cuenta que hay varias cosas, para mí muy sencillas y en las que, sin saber, ya estaba yo colaborando.

Tender la ropa para secar, en vez de usar secadora de ropa. Parece algo muy inocuo, pero ayuda mucho. La verdad es que siempre he tendido la ropa. Hay algo en el aroma de la ropa tendida al sol que siempre me ha encantado.

Desde que vivíamos en Guadalajara, y ahora con mayor razón en Mazatlán, siempre que se puede, preferimos caminar que hacer los traslados en automóvil. En Mazatlán vivimos en el Centro Histórico y cada vez que tengo que salir aquí cerca me doy cuenta que me resulta más rápido irme caminando que tratar de encontrar lugar en el Centro, para estacionar mi auto.

Otra cosa es sustituir los focos de 100 o 75 watts por otros de 40 o 20. Adoro la luz así.

No hace mucho empezamos a comprar la leche por caja (12 litros) por cuestiones prácticas. Ya empecé a apachurrar los envases y juntarlos aparte. Tal vez, después de todo, me dé mi vuelta al Centro de Acopio que acaban de abrir para recabar más información.

Y por último, pero no menos importante, cuando compro refresco de 2 L, llevo mi envase retornable, para no generar tanta basura. Ya sé que es una flojera ir cargando a veces con el envase, pero la verdad, no me cuesta nada de trabajo hacerlo. Creo que al final vale la pena, aunque yo no vea directamente el beneficio.

Y una vez que me he dado cuenta de que es más fácil de lo que pensé, estoy más atenta a encontrar esas pequeñas cosas —pero repetidas muchas veces— para poner mi granito de arena.

MARIAROSA
Mazatlán, Sinaloa. 7 de Junio 2007


Un oso polar viaja sumergido, mientras su imagen se refleja en las gélidas aguas; una táctica usada con frecuencia para sorprender a su presa. Los científicos temen que el calentamiento global pueda llevar a la extinción del oso polar en algún momento del presente siglo.

Foto tomada de National Geographic.
Seeing Double (viendo doble) Fotografía de Paul Nicklen
De "Vanishing Sea Ice," National Geographic, Junio 2007

Humedad 87%

Verano

Ayer salió publicada en la prensa local una nota diciendo que la alta humedad y la temperatura de 34˚C se habían combinado para crear la sensación de estar a 40˚C aquí en el puerto. Para fortuna de todos, las noches refrescan un poco y la brisa del océano aliviana esa sensación que se intensifica durante las mañanas y el mediodía. Como bien comenta Memo, mi cuñado, en su bitácora: estamos a unos días del solsticio de verano, pero eso pareciera ser ya un mero trámite oficial. En Nayarit, Ghalius reporta la perdida de varios kilos por sudoración; el martes estuve de trabajo en la capital de este estado y la temperatura es mayor que aquí. Aún así, la lluvia sigue ausente en Mazatlán, no así en la capital y en Nayarit, según me dijo el chaparrito hace unos días.

Aunque poco puede impresionar a la gente de esta parte del país este tipo de clima, no deja uno de pensar en el problema del calentamiento global. Sin afán de alarmar, pero rentar la tan llevada y traída verdad inconveniente y verla en estos días, con el aire acondicionado apagado, puede tener un efecto más duradero en la conciencia.

Tengo pendientes algunas cosas por ahí que me gustaría compartir. Si tienen un poco de paciencia, encontraré un rincón más fresco donde respiren mejor las ideas.

Por último: no resistí la tentación de una instantánea hace unos momentos, cuando Kik llegó de la escuela bañado en sudor (Todavía tienen el ánimo de ponerse a jugar futbol después de clases). En fin... ¿Y Guadalajara, cómo está?.